La República Dominicana cuenta con una selección muy amplia de inversión en actividades empresariales de diferentes sectores, ya que muchos servicios no existen o son deficientes.

Muchos europeos que deciden mudarse a vivir a la República Dominicana, cometen el error de iniciar de inmediato un trabajo sin conocer claramente el territorio en el que van a invertir. Muchos están equivocados con los precio. Por ejemplo, con un local comercial en alquiler de 400€ por mes, en un primer momento, creen que es un precio muy económico, pero no es así, porque aquí las ganancias son inferiores a Europa. Con el tiempo, se dan cuenta que el precio era muy elevado.

Quién quiera hacer una inversión en una actividad, puede iniciar con una nueva (de acuerdo con sus capacidades y las necesidades del lugar), o comprar una que ya esté en marcha. Por ejemplo, si usted quiere comprar un restaurante, pizzería o bar, hay varias posibilidades ya existentes para esas actividades, pero recuerde tener mucho cuidado. No confíe en nadie (ni dominicano ni italiano) y piense en necesitar un abogado.

Los principales tipos de empresas presentes en la República Dominicana

Vemos los tipos de empresas que se pueden abrir en la República Dominicana:

Según  el artículo 3 de la ley  479-08,  dela Leyde Sociedad modificado por la ley  31-11, se establece  que se reconocerán las siguientes sociedades:

1)      Las sociedades en nombre colectivo

2)      Las sociedades en comandita simple

3)      Las sociedades en comandita por acciones

4)      Las sociedades de responsabilidad limitada

5)      Las sociedades anónimas

6)      Las sociedades anónimas simplificadas (SAS)

7)      Sociedad de Empresa Individual, de responsabilidad individual y limitada

SOCIEDADES EN NOMBRE COLECTIVO

Las sociedades en nombre colectivo son aquellas que existen bajo razón social y en la que todos los socios tienen la calidad de comerciante y responden, de manera subsidiaria, ilimitada y solidaria, a las obligaciones sociales.

SOCIEDAD EN COMANDITA SIMPLE

Sociedad en comandita simple es la que existe bajo una razón social y se compone de una o varios socios comanditos que responden de manera subsidiaria, ilimitada y solidaria, de las obligaciones sociales, y de uno o varios comanditos que únicamente están obligados al pago de sus aportaciones.

SOCIEDADES EN COMANDITA POR ACCIONES

La sociedad en comandita por acciones se compone de uno o varios socios comanditos que tendrán la calidad de comerciantes y responderán indefinida y solidariamente a las deudas sociales, y de socios comanditos, que tendrán la calidad de accionistas y sólo soportarán las perdidas en la proporción a sus aportaciones.  Su capital estará dividido por acciones. El número de los socios comanditos no podrá ser inferior a tres.

SOCIEDADES DE RESPONSABILIDAD LIMITADA

La sociedad de responsabilidad limitada es la que se forma de dos o más personas, bajo una denominación social, mediante aportaciones de todos los socios, quienes no responden personalmente de las deudas sociales y cuya responsabilidad por las pérdidas se limita a sus aportaciones.

SOCIEDADES ANÓNIMAS

La sociedad anónima es la que existe entre dos o más personas, bajo una denominación social, y se compone exclusivamente de socios cuya responsabilidad por las pérdidas se limita a sus aportaciones. Su capital estará representado por títulos, esencialmente negociables, denominados acciones, las cuales deberán ser íntegramente suscritas y pagadas antes de su emisión.

SOCIEDADES ANÓNIMAS SIMPLIFICADAS (SAS)

La sociedad anónima simplificada (en lo adelante SAS) podrá constituirse de dos o más personas, quienes solo serán responsables por el monto de sus respectivas aportaciones, y la cual tendrá personalidad jurídica. A su denominación social se agregaran las palabras Sociedad Anónima Simplificada o las siglas SAS. Para optar por el presente tipo societario los estatutos sociales deberán expresamente manifestar su sujeción a las presentes reglas.

 EMPRESAS INDIVIDUALES DE RESPONSABILIDAD LIMITADA

La empresa individual de responsabilidad limitada pertenece a una persona física y es una entidad dotada de personalidad jurídica propia, con capacidad de ser titular de derechos y obligaciones, los cuales forman un patrimonio independiente y separado de los demás bienes de la persona física titular de dicha empresa. Podrá realizar toda clase de operaciones civiles y comerciales, prestación de servicios, actividades industriales y comerciales.