Sosúa es una ciudad muy turística donde no hay ofertas de resort (todo incluido), por lo tanto, hay muchos hoteles y residenciales. Es un pueblo tranquilo de día con una animada vida de noche. Hay muchos establecimientos en  la zona para beber y bailar hasta altas horas de la noche, donde se baila al ritmo de la bachata, el merengue, la salsa y el reggaeton.

Cuando Andrea y yo nos enteramos de esta maravilla tuvimos la idea de hacer negocios, de tal manera que nos organizamos y nos dirigimos a la costa norte de la isla en guagua.

Sosúa, descubrimos la ciudad

El viaje en guagua, yo no puedo describirlo, porque no hay palabras para poder explicarlo. Para entenderlo usted debe hacer el viaje. Después de 4 horas de viaje llegamos a la ciudad de Sosúa, inmediatamente nos esforzamos por encontrar alojamiento en un buen hotel y después de 5 minutos ya teníamos las maletas en la habitación, con ducha de agua caliente. Inmediatamente después ya estábamos en las calles de Sosúa en busca de una moto en alquiler, que encontramos en unos 10 minutos por 10 euros por día (aprox. 500 pesos).

Antes de empezar a navegar a través de sus calles, dimos alrededor de 4-5 vueltas para conocer el lugar (pero esto es normal). Enseguida la conocimos bien. Llegamos a la famosa playa de Sosúa donde está lo más actrativo para los turistas. Dejamos la moto para ir a pie, porque no se puede llegar de otro modo, ya que todo es arena.

sosua playa

Principal playa de Sosúa

Llegamos allí. El espectáculo es muy bonito, por un lado el mar y por el otro la playa bañada por el sol, con todas las tiendas, los bares, restaurantes y también equipos de buceo y de pesca.

playa sosuaEn este segmento de Sosúa la situación es muy surrealista (al menos esa es nuestra impresión), debido a que los camareros tratan de hacer que usted se siente en su negocio a beber, comer o comprar. Queremos aclarar que esto se hace de una manera divertida, sin ser demasiado insistente.

Todo está rodeado por una música continua y variada, ya que cada local tiene la suya propia, donde los camareros trabajan y bailan a la vez. Usted también estará involucrado en este ritmo fantástico y divertido, como nos sucedió a nosotros.

Obviamente, después de un rato nos detenemos en un restaurante dominicano para refrigerarnos. Después de comer una hamburguesa y tomar una cerveza, continuamos nuestro recorrido turístico que nos lleva a conocer a un muchacho italiano, que hace unos meses se trasladó desde Italia a Sosua y abrió un pequeño bar-restaurante en la playa.

pescado enpanadoYa que tenemos un amigo en Sosúa, contactamos con él para que nos recomiende un restaurante donde se pueda comer bien. Nuestro amigo nos lleva a un pequeño restaurante italiano, “L’Elefante Rosso”, donde pedimos un mero empanado con ensalada y papas fritas, realmente delicioso.

Regresamos al hotel para darnos una ducha refrescante y descansar un poco, porque el día fue muy agitado y pesado.

Volvimos por la tarde a dar una paseo por la cuidad y nos encontramos en un bar con nuestro amigo, tomamos una copa y charlamos un rato, luego nos fuimos todos a cenar a una pizzería donde hay un italiano que canta en vivo. La pizza es muy buena (cocinada en horno de leña) y el ambiente y la música muy agradable.

La vida nocturna en Sosúa

sosua de nocheDespués de la larga cena estuvimos hablando, bebiendo vino y ron. Nuestro amigo “cicerone”, nos llevó de vuelta para conocer la vida nocturna de Sosúa. Está lleno de lugares donde se bebe mucho y se conoce gente (chicas). Finalmente,  nos llevó a un club a bailar un poco donde disfrutamos  mucho. Andrea y yo somos dos bailadores de salsa ………… ah ah ah ………… no es cierto.

En poco tiempo termina nuestra aventura en Sosúa. ¡Oh! Casi me olvido de decirles que en esta parte de la isla los turistas son en su mayoría de los Estados Unidos y de Europa del Norte, Alemania, Holanda y  también hay algunos italianos, es por esta razón  que aquí hay muchos dominicanos que hablan Inglés y los precios de algunas cosas son en dólares estadounidenses.